Mediación legal en Lloret de Mar

Mediación

La mediación legal es un procedimiento voluntario para resolver y prevenir conflictos. Su aplicación se extiende a todos los ámbitos de la sociedad, los problemas entre personas individuales, grupos, organizaciones y empresas de cualquier dimensión, que pueden ser abordados desde la mediación con el objetivo de aumentar la comunicación entre las partes para poder alcanzar acuerdos justos. En el despacho de la Abogada Rosa Ribas le atenderemos de manera personal en Lloret de Mar.

Los beneficios y ventajas que comporta la mediación son diversos, lo más relevantes son el tiempo, la confidencialidad y la intervención directa de las partes en la elaboración de los acuerdos, facilitando su cumplimiento, así como la reducción de costes frente a un procedimiento judicial.

Los abogados y asesores de las partes no pierden su protagonismo en la defensa de los intereses de sus clientes, pero lo hacen desde otro plano, desde el asesoramiento y la elaboración de los documentos que conformarán jurídicamente los acuerdos alcanzados, cuando así proceda.

Abogados leyendo documentos

Los beneficios de la mediación

1. En la mediación, las partes intervienen directamente en la elaboración de los acuerdos, lo que permite garantizar el cumplimiento de lo convenido, y que dichos acuerdos sean mucho más sólidos que cuando vienen impuestos por un tercero (un juez o un árbitro).

2. El coste económico de la mediación es mucho menor en contrapartida a un proceso judicial o a un arbitraje.

3. Actualmente el tiempo es un factor muy importante para todos, y crucial en muchos casos para la resolución de conflictos. El proceso de mediación es más rápido que un proceso judicial y que el arbitraje.

4. La mediación es un proceso voluntario, imparcial y que garantiza la confidencialidad. La ley impide que los mediadores puedan desvelar cualquier información conocida en el proceso, incluso prohíbe que los mediadores puedan ser llamados como testigos en un Juicio.

5. El proceso de mediación es una vía de resolución de controversias, que no impide, la presencia de los asesores y abogados de las partes, y no invalida que, tras la falta de acuerdo, se pueda acudir a la vía arbitral o judicial.

6. Según los datos estadísticos, la mediación es muy efectiva: se alcanza hasta un 90% de acuerdos entre las partes intervinientes.

Abogados estrechándose las manos

Procedimiento de la mediación

En un espacio de igualdad, las partes podrán exponer sus posiciones e intereses, tanto de forma individual o conjunta. Las personas mediadoras intentaran facilitar la comunicación para que las necesidades de las partes puedan ser atendidas en todo momento desde la neutralidad y siempre bajo la más estricta confidencialidad.

La voluntariedad del procedimiento permite que cualquiera de los intervinientes pueda retirarse de la mediación, ya sea temporal o definitivamente, tratándose de un mecanismo flexible, sin embargo podemos garantizar que, con un mínimo compromiso, la posibilidad de alcanzar acuerdos se incrementa notablemente.

El procedimiento se inicia con una sesión informativa, individual o conjunta, según lo requiera la problemática a abordar. Una vez las partes optan por continuar con la mediación, se emite un acta inicial que, a grandes rasgos, configura cual será el proceso a seguir, el objeto a tratar y las condiciones económicas de servicio.

Tras haberse realizado las diversas sesiones de trabajo y alcanzando un acuerdo, que puede ser total o parcial, se elabora un acta final, que será la que contendrá los acuerdos logrados por las partes. Este acuerdo puede ser elevado a público por un notario, lo que le dotará de fuerza ejecutiva. En el caso de que el acuerdo ponga fin a un litigio judicial preexistente, los abogados de las partes lo adecuarán jurídicamente para su homologación judicial.

El número y duración de las sesiones varían según los intervinientes o la materia a tratar. Cada procedimiento de mediación requiere abordarlo de forma singularizada; a título de ejemplo, no es lo mismo una controversia en la esfera mercantil que en el marco familiar: los aspectos temporales, confidenciales y económicos, sin dejar de ser relevantes en todos los conflictos, tienen una incidencia distinta en cada uno de ellos, porque las necesidades no son las mismas.

En la sesión informativa, los mediadores propondrán a las partes el sistema y calendario más adecuados para cada proceso.